Impresionante casa de 718m2 en el casco antiguo de Maella, cerca de la plaza del pueblo, donde hay todas las tiendas y bares.

La casa consta de muchas habitaciones, ya que antes las casas antiguas tenían muchas dependencias.

En la parte baja, encontramos las bodegas y lo que antiguamente eran corrales. Saliendo por la puerta trasera vamos a un gran patio interior y un anexo en el cual los propietarios organizaban cenas.

La primera planta es propiamente la de vivir, con dos habitaciones, cocina completa, cuarto de baño y comedor con chimenea, lo que permite entrar a vivir sin problemas.

En esta planta aún hay una habitación con una reliquia de una chimenea antigua.

La segunda y la tercera planta están para renovar completamente. El tejado necesita en varios puntos retejarse.

Casa que con cariño y tiempo se puede convertir en una súper casa apta para una o varias familias