Magnífica propiedad, con más de 2 hectáreas de terreno de regadío, en una de las mejores tierras de Caspe.

La acequia principal pasa al lado de la finca, con agua todo el año.

Propiedad en su mayor parte llana, apta para plantar cualquier tipo de vegetal o árbol.

La propiedad ahora mismo está en plena producción de olivas, con 130 árboles. La mitad son de la variedad sevillana (muy apreciada como oliva de mesa) y la otra mitad empeltre.

También encontramos diversos árboles frutales, que se riegan a goteo, para consumo familiar.

Debido a las dimensiones de la finca es posible construir en ella.

A la finca se llega bien por camino asfaltado. Está a 6km de Caspe