Espléndida finca, toda llana, rodeada de bosque de pinos, con vistas espectaculares de 180 grados, con una casa construida de 40m2.

Finca totalmente privada, ya que el camino acaba en la finca, por lo que se evita el tráfico de personas o vehículos.

Lugar para iniciar una vida completamente natural, lejos de cualquier tipo de contaminación. La tierra no tiene químicos. El aire es puro. No hay postes eléctricos cerca. Sólo naturaleza.

La casa, que estructuralmente y de tejado se encuentra en perfectas condiciones, tiene un porche para poder aparcar el coche y dentro  de la casa hay un depósito para recoger agua de lluvia, de unos 6.000 litros.

Para más agua, hay que conseguirla por métodos alternativos. La luz por medios alternativos

La finca está a unos 5km de Maella, villa con todos los servicios, tanto médicos, como de escuelas, todo tipo de tiendas, bares y restarurantes